onsdag 25 februari 2015

Por qué permite Dios las tribulaciones









Por qué permite Dios que Sus hijos padezcan situaciones adversas?
Son muchos los motivos, pero pueden resumirse en una sola palabra: beneficios. 
Él ve los beneficios.
Las pruebas y tribulaciones fortalecen y moldean nuestro carácter. 
Hacen de nosotros mejores personas y cristianos más consagrados.

Se cuenta que un anciano fabricante de violines se había pasado años buscando un tipo de madera que le sirviera para construir instrumentos de una resonancia muy particular. 
Su búsqueda no llegó a su fin en un invernadero, ni en una arboleda de algún valle soleado, sino en la escarpada cima de una montaña, en el límite de la vegetación arbórea, donde los vientos soplan con tal fuerza y constancia que las ramas de los árboles se extienden todas en la misma dirección y la corteza no crece del lado del tronco que da hacia el viento. 
La madera proveniente de esos árboles azotados por las inclemencias del tiempo ostenta el veteado más intrincado y cerrado que se conozca. 
Es firme, dura y fuerte. Eso dio a sus violines su particular sonido.

De igual forma, cuando Dios talla a Sus hijos a fin de que puedan ocupar su lugar en el Reino, no lo hace en las exuberantes llanuras, sino en las alturas de escarpadas laderas de montañas, donde deben aprender a soportar las tempestades de la vida. Los que persisten y aguantan, se hacen fuertes y vigorosos.
Son el linaje escogido de Dios. 
La vida de estos hijos Suyos que resisten las pruebas irradia una particular belleza.
Además, las pruebas y contrariedades que nos presenta la vida nos hacen tomar conciencia de nuestra propia debilidad e incapacidad, lo cual nos lleva a depender más de Jesús. 
Al igual que los árboles de las cumbres, que echan sus raíces profundamente en las grietas de las rocas, nos aferramos al Señor para sobrevivir. 
En esos parajes difíciles y desolados Él nos demuestra que, por sí solo, es capaz de sostenernos. 
A la larga salimos fortalecidos, toda vez que aprendemos a valernos de las fuerzas que Él nos da.
Nada acontece porque sí a los hijos de Dios.
Todo responde a un designio genial.
Cada problema, revés, castigo o dolor
es un golpe de cincel del Escultor celestial.

Por cada cima que tuve que vencer,
por cada piedra en que tropecé,
por todo el llanto y las penurias,
por todas las tormentas con su furia,
canta con gratitud mi corazón,
pues todo ello me enseñó valor.

Por todos los dolores y tristezas,
por las angustias y las asperezas,
por los días y años sin sentido,
por tantos sueños perdidos
doy gracias, porque sé
que en ello una escuela encontré.

No es aquello que no cuesta nada
lo que impulsa al hombre a la batalla.
Es más bien la cruel adversidad
la que atiza su voluntad.
Sobre pétalos de rosa se arrastran los endebles,
mientras los templados a las cumbres hacen frente.

Solamente hay dos escuelas
donde se educan los hombres:
la desgracia y la miseria.
En la dicha y la fortuna
se aprenden otras mil cosas,
pero las verdades nunca.

Manuel del Palacio


Gracias mi Cristo por tenerte y confiar en ti. Gracias porque has sido bueno conmigo. 

fredag 13 februari 2015

Amar, Dar....enriquece la vida









El que es generoso prospera; el que reanima será reanimado. 
Proverbios 11:25 (NVI)

Recuerda que no hay acto de bondad intrascendente. 
Todo acto tiene un efecto. 
Scott Adams (n. 1957)

Debes dedicar algo de tiempo a tu prójimo. 
Aunque sea algo pequeño, haz algo por los demás; 
algo por lo que no recibas nada en pago salvo el privilegio de hacerlo. 
Albert Schweitzer (1875–1965)

Yo soy solo uno, pero eso no quita que sea alguien. 
No puedo hacerlo todo, pero puedo hacer algo; 
y porque no puedo hacerlo todo, no me negaré a hacer algo que puedo hacer. 
Edward Everett Hale (1822–1909)

Si siendo aún mortales nos diéramos cuenta de que día a día 
construimos para la eternidad, 
¡qué diferente sería nuestra vida en muchos aspectos! 
Cada palabra amable, cada pensamiento generoso, cada obra desinteresada
se convertirá en un pilar de belleza eterna en la vida venidera. 
No podemos ser egoístas y ásperos en una vida, y generosos y amorosos en la otra. 
Las dos vidas están estrechamente entrelazadas: 
una es la continuación de la otra. 
Rebecca Springer (1832–1904)1

San Francisco de Asís afirmó: «Todo lo que obtienes te separa de los demás; 
todo lo que das te une a ellos». 
El alma del desinterés es la generosidad. No solo une al equipo; 
también contribuye a que avance. 
John Maxwell (n. 1947)

Los seres humanos que no dejan un legado de grandes realizaciones, 
sino tan solo una sucesión de pequeños gestos de bondad, 
no han malgastado su vida. 
Charlotte Gray

La mayoría probablemente esperamos ser objeto de atenciones especiales en el día de nuestro cumpleaños y en otras ocasiones destacadas. 
Pero ¿no te sientes muy, muy querido cuando alguien, insospechadamente, 
tiene contigo un lindo gesto por puro amor?
¿Por qué no hacer lo mismo por los demás? 
Si nos detuviéramos un momento a reflexionar, 
nos sorprendería cuántos detalles podríamos tener con nuestros semejantes 
que no nos costarían prácticamente nada y nos tomarían muy poco tiempo.
¿Quieres transformar tus relaciones con tus familiares, amigos y compañeros de trabajo? 
Especialízate en favores de cinco minutos. 
Shannon Shaylor

No pienses que el amor, para ser genuino, tiene que ser extraordinario. 
Lo que necesitamos es amar sin cansarnos. 
Sé fiel en las cosas pequeñas, porque en ellas reside tu fuerza. 
Madre Teresa (1910–1997)

Gratuitamente han recibido, gratuitamente deben dar. 
Mateo 10:8 (BNP)

Una de las compensaciones más gratificantes de la vida es que no es posible 
tratar de ayudar sinceramente a alguien sin ayudarse uno a sí mismo. 
Ralph Waldo Emerson (1803–1882)

En un día cualquiera tienes muchísimas oportunidades de practicar la paciencia, 
de realizar actos de bondad y de perdonar. 
Tienes tiempo para albergar pensamientos amorosos, sonreír, dar abrazos y cultivar la gratitud. 
Puedes proponerte prestar más atención cuando te hablan. Puedes tratar de ser compasivo, 
en particular con las personas difíciles o ásperas.
 Puedes practicar tu espiritualidad en casi todo lo que hagas. 
Richard Carlson (1961–2006)

Cuando reflexiones sobre tu vida verás que los momentos realmente vividos 
fueron aquellos en que actuaste en un espíritu de amor. 
Henry Drummond (1851–1897)

¿Te han tratado con amor?
Pásalo.
No te guardes el favor.
Pásalo.
Que se propague mes tras mes,
que alivie llanto y estrés
y hasta el Cielo llegue después.
Pásalo.
Henry Burton (1578–1648)

Si nos proponemos vivir con compasión y amor incondicional, 
el mundo se convertirá en un jardín en el que se den todo tipo de flores. 
Elisabeth Kübler-Ross (1926–2004)

La calidad moral es la mejor lápida. Las personas que te han amado y a las que has ayudado te seguirán recordando cuando los nomeolvides se marchiten. 
Graba tu nombre en los corazones, no en el mármol. 
Charles Spurgeon (1834–1892)

No pretendo darte esa suma; solo te la presto. Cuando conozcas a una persona honrada que se encuentre en un aprieto parecido, 
debes pagarme prestándole esta misma cantidad y encargándole que salde su deuda mediante una operación similar, 
cuando pueda y se le presente la oportunidad. Mi esperanza es que así pase por muchas manos.  
Es mi truco para hacer mucho bien con poco dinero. 
Benjamin Franklin (1706–1790), Carta a Benjamin Webb

No hay acto de bondad que no tenga un efecto posterior. 
Un gesto amable conduce a otro. El buen ejemplo se imita. 
Un solo acto de bondad echa raíces en muchas direcciones, 
y esas raíces brotan y dan lugar a nuevos árboles. 
El efecto más poderoso de la bondad es que vuelve buenos a los demás. 
Amelia Earhart (1897–1937

Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano.
La oscuridad no puede sacarnos de la oscuridad. Solo la luz puede hacerlo. 
El odio no puede sacarnos del odio. Solo el amor puede hacerlo.
Martin Luther King

onsdag 11 februari 2015

Todo cambia pero Jesús nunca









Cuan hermoso es nuestro Dios, te alabo y te bendigo todos los días de mi vida, porque eres bueno, digno de toda alabanza, llenas mi corazón de tu amor , mi alma te ama y te alaba. No hay palabras para expresar lo que siento por ti,  mi corazón , mi adoración, mi amor, y todo lo que soy es tuyo Señor, gracias te doy porque puedo decir que eres mio y que seré tuya por la eternidad. Gracias por tu amor, gracias porque siempre estas. TE AMO JESUCRISTO, MI SALVADOR, MI REY PASTOR.


Tan indudable como que la noche sigue al día, la luz sigue a la oscuridad. 
Tan innegable como que el sol sale es que ha de ponerse. 
Tan seguro como que la lluvia cae, esta vuelve a ascender. 
Tan cierto como que «polvo eres y al polvo volverás» (Génesis 3:19), 
debe haber un continuo nacer, vivir, morir y resucitar. 
Tiene que consumarse el ciclo, el círculo perfecto de la eternidad, del cual Dios es artífice, principio y fin, el Alfa y la Omega (Apocalipsis 1:8).
Dios actúa. Es un Dios de acción. 
Jamás se queda inmóvil. Está constantemente activo, obrando, hablando y efectuando cambios en todos los ámbitos de la creación.
No permanece nunca estático. 
Lo único inamovible de Él es Su esencia —«Yo el Señor no cambio» (Malaquías 3:6), Su Palabra —«Para siempre, oh Señor, permanece Tu Palabra en los Cielos» (Salmo 119:89)­  y el futuro, es decir, las promesas que ha hecho a Sus hijos «No ha faltado una palabra de todas las buenas palabras que el Señor vuestro Dios había dicho de vosotros; todas os han acontecido, no ha faltado ninguna de ellas» (Josué 23:14).
Ayer, hoy y por la eternidad, ¡Jesús es el mismo! Todo cambia, pero Él permanece invariable (Hebreos 13:8).

No me abandones en la oscuridad.
La noche raudo cae, la luz se va.
Si atribulado y desvalido estoy,
sé Tú mi ayuda y mi consolador.
En esta vida todo es temporal.
Las dichas de este mundo pasarán.
Todo declina, todo ha de morir.
Tú que no cambias, sigue junto a mí.
—Henry Francis Lyte (1793–1847)

Cuando Dios envió a Moisés a liberar a los hijos de Israel del yugo de Egipto, le dijo: 
«Así dirás a los hijos de Israel: “YO SOY me envió a vosotros”» (Éxodo 3:14). El nombre de Dios es YO SOY; no YO FUI, sino YO SOY. 
¡Qué maravilla! Eso nos proporciona gran tranquilidad y seguridad.
«Hay un río cuyas corrientes alegran la ciudad de Dios» (Salmo 46:4, NVI). En la vida muchas cosas cambian. 
Son numerosos los manantiales que se secan. Muchas fuentes de placer se agotan también a medida que pasan los años. 
Sin embargo, la alegría y la paz del cristiano no se desvanecen, 
pues provienen de una fuente superior inextinguible: el Dios inmutable.

Fuente : Virginia Brandt Berg



Si hay palabras para él , yo no las tengo
mi cerebro aún no ha llegado al punto
dónde se podría formar  un pensamiento que podría
describir adecuadamente la grandeza de mis Dios
y mis pulmones aún no han desarrollado la capacidad
de liberar un respirar con suficiente agilidad para 
exhalar la grandeza de su amor
y mi voz, mi voz está tan inhibido
restringido por los limites humanos,
que es difícil de enviar incluso hasta una alabanza
si hay palabras para él 
yo no las tengo.
Mi Dios ,
su gracia es notable
sus misericordias son innumerables
su fuerza es impenetrable
El es honorable, responsable
favorable, Él es inescrutable pero cognoscible
indefinible pero accesible
indescriptible pero personal
Él esta más allá de la  compresión
más allá de la  imaginación
constante a través de las generaciones
Rey de todas las naciones
pero si hay palabras para él 
yo no loas tengo.
Mis palabras son pocas
al tratar de capturar al único Dios verdadero
usando mi vocabulario nunca seria aceptable
pero yo uso palabras como una expresión,
una expresión de adoración a un Salvador
un Salvador que es a la vez digno 
y merecedor de mi alabanza
así que uso  palabras
mi corazón exalta al Señor
bendice a su nombre para siempre.
ha ganado mi corazón
capturado mi mente
y las ha unido
Él me ha derrotado en mi rebeldia
me conquisto en mi pecado
El me ha dado la bienvenida a su presencia
me completamente invitó a entrar
se ha hecho el objeto de mi vista
me inundo con su misericordias en la mañana
ahogándome con gracia en la noche
pero si hay palabras para él 
yo no loas tengo.
Pero lo que si tengo es, buenas nuevas
mi Dios sabia que las palabras hechas por el hombre
nunca fueran suficientes,
las palabras son sólo herramientas
que utilizamos para apuntar la verdad
así que envió a su hijo Jesucristo
como la palabra, prueba viviente
Él es la imagen del Dios invisible
El primogénito de toda creación
porque en Él fueron creadas todas las cosas
dando formación a la nada
que con su palabra la sostiene
en el poder de su nombre
porque Él es antes de todas las cosas
y sobre todas las cosas Él reina
Santo es su nombre
así que alábale por  su vida
La forma que se conserva e la contienda
el humilde hijo de Dios
que se hace el sacrificio perfecto
alábale por su  muerte
que Él voluntariamente 
se puso en nuestro lugar
que Él amorosamente soporto la tumba
que Él lucho nuestro enemigo
y al tercer día se levantó en la victoria
Él es todo lo que se nos prometio
alaben lo como el Rey resucitado
levante su voz y canta
porque un día regresará por nosotros
y finalmente nos uniremos a nuestro
Salvador por la eternidad, eternidad
Así que no es sólo palabras que proclamo
porque mis palabras apuntan a la palabra
y la palabra tiene un nombre
la esperanza tiene un nombre
el gozo tiene un nombre
la paz tiene un nombre
el amor tiene un nombre
y ese nombre es JESUCRISTO
ALABADO SEA SU NOMBRE PARA SIEMPRE!


PALABRAS DE ISAAC WINBERLEY

onsdag 4 februari 2015

Pasando la Prueba









Que hace uno cuando se ve sufrir a un hijo, que uno quisiera hacer todo para evitar ese dolor o situación por la cual él esta pasando. Que como madre se le parte uno el corazón. Mi hijo mayor esta pasando una situación dura, la cual afecta a toda mi familia. La vida es tan frágil y todo puede cambiar en segundos. El rumbo de una persona amada puede tomar otras sendas que uno nunca se podía imaginar, en toda esta crisis, mi esperanza y fuerza es y sera siempre Jesucristo mi Señor, mi Rey Pastor. Orar, orar y clamar al Señor por misericordia y sanidad. La verdad no se que seria de mi sin mi Cristo, me ha ayudado en tantas situaciones difíciles de mi vida y se que ahora también esta con nosotros y sobre todo con mi niño. En mi dolor y tristeza alabo a mi Señor porque el es bueno , fiel, grande, poderoso, creador de todas las cosas que se ven y no se ven, porque sus misericordias son nuevas cada día, y porque se que todo tiene un sentido, se que mi familia, mis hijos, mi vida están en sus manos. No estoy sola, Jesucristo va conmigo. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. 
 Amigo te comparto este bello mensaje que me fue de bendición....

Apreciamos la luz porque hemos conocido la oscuridad. Estimamos mucho más la esperanza después de haber vivido el desaliento. Los buenos momentos nos reportan mucho más gozo cuando hemos pasado por épocas sombrías. Valoramos la salud porque hemos sufrido enfermedades, y somos conscientes de la importancia de ser amados porque sabemos lo que es sentirnos solos.
No creo que nadie presuma del sufrimiento, las dificultades, las enfermedades, el dolor y las asperezas de la vida. Sin embargo, Pablo dice en la Biblia que con gusto presume de sus flaquezas para sentir dentro de él la fuerza de Cristo1. Cuando aprendemos a acudir a Él en toda circunstancia que se nos presente, Él nos da fuerzas para aguantar y para extraer de las experiencias todo el bien que Él ha prometido.
A continuación reproduzco varios pensamientos de personas que al recurrir a Dios en momentos difíciles descubrieron que Él las estaba acompañando. 

Toda verdad acerca del sufrimiento puede esgrimirse como arma a favor o en contra de Dios. En la mayoría de los casos, el sufrimiento acelera nuestro avance en la dirección en la que ya vamos, tanto si estamos acercándonos a Dios como alejándonos de Él.  David McKenna

Cuando te cruces con alguien que tiene un hijo con síndrome de Down, no digas para tus adentros: «Yo no podría». Lo más probable es que no. Y esa es, justamente, la razón por la que Dios no te lo ha pedido. Más bien tómate unos momentos para considerar seriamente cómo harás para no perder la alegría en la situación única y particular en que te encuentras. Acepta tus circunstancias como un regalo de Dios. Atrévete a darle las gracias por ellas.  Joni Eareckson Tada (n. 1949)

La gratitud es el secreto de la dicha.  Anónimo

Los seres humanos instintivamente pensamos que lo que vemos con los ojos es el mundo real, y tachamos a lo invisible de irreal, cuando la Biblia prácticamente dice que es todo lo contrario.  Philip Yancey (n. 1949)

Piensa en tus peores momentos, en tus penas, tus desgracias y tus tristezas; luego date cuenta de que estás aquí, de lo contrario no podrías recordarlas. Sobreviviste al peor día de tu vida. Superaste el trauma, aguantaste la prueba, resististe la tentación, sobreviviste a esa relación nociva, y estás en franca recuperación. Recuerda lo malo… y luego mira dónde estás. Cuando evocamos lo difícil que solía ser nuestra vida y tomamos conciencia de lo lejos que hemos llegado, se crea un claro contraste en nuestra mente. Ese contraste constituye tierra fértil para la gratitud.  Peter Gomes (1942–2011)

En medio del sufrimiento, ora para que la prueba aumente tu capacidad de fe.  Bob O’Bannon

En épocas de contratiempos, di en primer lugar: Él me trajo aquí; es por Su voluntad que me encuentro en este atolladero; en eso confiaré. Luego di: Él por amor me guardará y en medio de esta prueba me dará la gracia para comportarme como un hijo Suyo. A continuación: Él hará que esta prueba redunde en bendición, pues me enseñará lo que quiere que aprenda y obrará en mí la gracia que desea concederme. Por último: cuando Él lo considere apropiado, una vez más me sacará adelante, de la manera y en el momento que sabe que más me conviene. Di: Me encuentro en estas circunstancias (1) por voluntad de Dios; (2) amparado por Él; (3) como parte de mi proceso de formación; y (4) por el tiempo que Él considere necesario.  Andrew Murray (1828–1917)

No pidas una carga más ligera. Ora para tener la espalda más fuerte.  Anónimo

Cuando se sientan débiles, no digan: «Soy débil». Más bien, busquen el remedio, que es la Palabra de Dios.  Juan Calvino (1509–1564)

A Dios le tienen sin cuidado nuestros planes. No nos pregunta: «¿Te gustaría sufrir la pérdida de un ser querido, pasar por tal dificultad o enfrentarte a tal derrota?» No. Él permite que esas cosas nos sucedan conforme a Sus designios. Las vivencias que tenemos nos hacen más tiernos, mejores y más nobles, o nos vuelven más criticones, censuradores y porfiados. Nos vuelven malvados o nos hacen más santos: depende exclusivamente de cuál sea nuestra relación con Dios y del grado de intimidad que tengamos con Él.  Oswald Chambers (1874–1917)

Hasta ahora, ninguna prueba les ha sobrevenido que no pueda considerarse humanamente soportable. Dios es fiel y no permitirá que ustedes sean puestos a prueba más allá de sus propias fuerzas; al contrario, junto con la prueba les proporcionará también la manera de superarla con éxito.  1 Corintios 10:13 (BLPH)

He fallado más de 9.000 tiros a lo largo de mi carrera. He perdido casi 300 partidos. En 26 ocasiones me confiaron el tiro decisivo… y lo fallé. He fallado infinidad de veces. Y por eso mismo tengo éxito.  Michael Jordan (n. 1963), ex jugador estadounidense de baloncesto profesional, considerado por la NBA como el mejor de todos los tiempos
Fuente : Marie Fontaine


torsdag 29 januari 2015

A mi hermana









En este día quiero dedicar esta entrada a mi hermana, mi  única hermana Giovana, 
doy gracias a Dios porque es parte de mi vida. 
Somos hermanas, somos amigas y estamos unidas. Hemos vivido muchas cosas, buenas y malas. Hemos estado cerca y también lejos, hemos peleado, llorando y reído juntas.   Gracias Dios por su vida, gracias Dios por el amor y madurez que has puesto en nosotras. Gracias Dios por ser el centro de nuestro amor .Gracias Dios porque somos hermanas de sangre y también  somos hermanas en Cristo.  Señor bendice su vida y cuídala en todo. 
 Te amo Hermanita, siempre podrás contar conmigo, siempre presente en mis oraciones. 


"Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz." 
Numeros 6:24-26

"Jehová guardará tu salida y tu entrada
Desde ahora y para siempre." 
Salmos 121:8


"Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma." 
3 Juan 1:2