torsdag 26 mars 2015

¡Señor mio y Dios mio!







Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.
2 Corintios 6:16


¡Qué nombre tan maravilloso: mi pueblo! ¡Qué revelación para elevar el espíritu: su Dios! Hay muchísimo significado, algo sumamente especial, expresado en esas dos palabras: mi pueblo.
Al Señor tu Dios le pertenecen los cielos y lo más alto de los cielos, la tierra y todo lo que hay en ella (Deuteronomio 10 : 14) y él reina entre los hijos de los hombres (Salmo 21:10 ). 
Sin embargo, solo sus escogidos que han sido comprados por él mismo (y nadie más que ellos) son llamados ¨mi pueblo. Estas palabras dan idea de propiedad y de una relación especial. Porque la porción del Señor es su pueblo; Jacob es su herencia asignada (Deuteronomio 32 : 9).
Todas las naciones de la tierra son suyas y la totalidad del mundo está bajo su control, pero ellos son su pueblo, sus escogidos. Y más que eso, son su posesión dado que él ha hecho por ellos más que por cualquier otro, puesto que los ha ¨adquirido con su propia sangre (Hechos 20:28). 
Los compró para sí y concentró la totalidad de su afecto en ellos porque los amó con amor eterno (Jeremías 31:3), un amor que ¨ni las muchas aguas pueden apagarlo (Cantares 8:7),
 y un amor que el paso del tiempo jamás hará menguar en lo más mínimo.
Querido amigo, ¿puedes tú, por la fe, verte entre ellos? ¿Puedes mirar al cielo y decir: ¡Señor mío y Dios mío! (Juan 20:28). Mío por la relación íntima que me capacita para llamarte Padre Mío por la santa comunión que tengo contigo para mi deleite, cuando tú te dignas a revelarte ante mi, 
algo que nunca haces a los del mundo?.
¿Puedes leer su Palabra inspirada y hallar el certificado de tu salvación? ¿Eres capaz de leer tu nombre escrito en su preciosa sangre? ¿Puedes, con humildad y por fe tomarte del manto de Jesús y decir: Mi Cristo?
Si puedes hacerlo, entonces Dios te llama a ti y a otros como tú: ´mi pueblo; porque si Dios es tu Dios y Cristo es tu Cristo, El Señor tiene una afinidad especial y particular hacia ti. 
Eres el objeto de su elección y has sido acepto en el Amado (Efesios 1:6,).

Fuente : Charles Spurgeon

lördag 21 mars 2015

LO VALIOSO(A) QUE TÚ ERES






Esta entrada ya la había compartido hace unos años, siempre es bello saber y recordar que tenemos un valor grandioso para Dios y que su amor es eterno.

Que nadie haya sido tan afortunado de darse cuenta la mina de oro
 que tú eres, no significa que brilles menos.

 Que nadie haya sido lo suficientemente inteligente para darse cuenta
 que mereces estar en la cima, no te detiene para lograrlo.


Que nadie se haya presentado aun para compartir tu vida, no
 significa que ese día está lejos.

 Que nadie haya notado los avances en tu vida, no te da permiso para
 detenerte.

Que nadie se haya dado cuenta la hermosa persona que tú eres, no
significa que no seas apreciado.

Que nadie haya venido a alejar la soledad con su amor, no significa
que debas conformarte con lo que sea.

Que nadie te haya amado con esa clase de amor que has soñado, no
significa que tengas que conformarte con menos.

Que aun no hayas recogido las mejores cosas de la vida, no significa
que la vida sea injusta.

Que Dios está pensando en una hermosa pareja para ti, no significa
que tú no seas ya ideal.

Sólo porque tu situación no parece estar progresando por ahora, no
significa que siempre será así.

Por eso:
Sigue brillando,
Sigue viviendo,
Sigue corriendo,
Sigue esperando,
Sigue siendo lo que ya eres...
Una creación divina de Dios.

torsdag 12 mars 2015

Sonríe











El corazón alegre hermosea el rostro.
Proverbios 15:13


El mundo es como un espejo: si le muestras mala cara, te pondrá mala cara; sonríele, y te sonreirá.
Anónimo


En casi todos los casos, una sonrisa es producto de otra.
Frank Clark 


La sonrisa es el dispositivo de iluminación del rostro y el sistema de calefacción del corazón.
Anónimo


Si luces una sonrisa, tendrás amigos. En cambio, si andas con el ceño fruncido, no tendrás más que arrugas. ¿Para qué estamos si no para hacer la vida más llevadera a nuestros semejantes?
George Eliot 


Sonríe. Es una terapia gratuita.
Doug Horton 


Si sonríes descubrirás que la vida vale la pena.
John Turner  y Geoffrey Parsons


Las arrugas deberían ser simplemente la huella de las sonrisas.
Mark Twain 


Sonríanse unos a otros. Sonrían a su mujer, a su marido, a sus hijos, a quien sea. Así se agrandará el amor que hay entre ustedes.
Madre Teresa


Aunque en el mundo hay cientos de idiomas, una sonrisa los habla todos.
Anónimo  


"La risa no es un mal comienzo para la amistad. Y está lejos de ser un mal final."       
Oscar Wilde 
"La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano."
Victor Hugo 
"Sin amor y sin risas nada es agradable."
Horacio 
"Su sonrisa fue un modo de llorar con bondad."
Gabriela Mistral 
"Encuentra el tiempo de pensar, encuentra el tiempo de rezar, encuentra el tiempo de reír."
Madre Teresa de Calcuta 
"Sonríe, a pesar de todo."
Steinberg 
Mi risa es mi espada, y mi alegría, mi escudo.
 Martin Lutero  
La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz.
 Proverbio escocés 
La alegría es el ingrediente principal en el compuesto de la salud.
MURPHY, Arthur  
La felicidad está en el interior y en querer siempre lo que Dios quiere.
Muchos buscan la felicidad en cosas exteriores, y no está ahí. Está dentro de nosotros, en nuestra alma. 
Decía Lacordaire: «la felicidad es privativa del alma» y la paz interior sólo la puede dar Dios.
Procura hacer cada día algo que aumente la felicidad de alguien. Una de las cosas más bellas es ser sembrador de alegría. 
La alegría es la música del alma. El hombre alegre es feliz y hace felices a los demás. La alegría nace de la paz del alma, de la paz interior, 
del deber cumplido y de sentirse útil a los demás.
El mayor servicio al prójimo es llevarle alegría. Un semblante sonriente y un alma alegre transmiten felicidad. 
El que comunica alegría, da ánimos, y dar ánimos es un modo de amar. La mejor manera de amar es pasar por el mundo haciendo el bien. 
Es lo que hizo Jesucristo.
Lo menos que se te puede pedir es que seas amable. La gente necesita amabilidad.
- Una palabra amable y cordial.
- Un semblante afable y acogedor.
- Una actitud bondadosa y afectiva.
- Un gesto educado y cortés.
- Una sonrisa sincera y alentadora.
La amabilidad atrae y eleva. Decía Kant: «La amabilidad es la belleza de la virtud».
Cinco razones para una sonrisa:
a) Dar una sonrisa cuesta muy poco y puede ayudar mucho.
b) Una sonrisa jamás empobrece al que la da y siempre enriquece al que la recibe.
c) Una sonrisa puede tener una duración muy corta, pero su recuerdo puede durar años.
d) Nadie es tan rico que pueda vivir sin sonrisas, ni tan pobre que no las merezca.
e) Sonreír por fuera, embellece por dentro.
Para vivir alegre, procura ser útil a los demás. La mayor felicidad es sentirse útil. Aprovecha todas las ocasiones para hacer el bien. 
No dejes pasar la ocasión. Esta ocasión ya no vuelve a repetirse. Quizás otra sí. Pero ésta no. Ocasión pasada, oportunidad perdida.
Procura hacer siempre bien todo lo que tienes que hacer. Al menos hacerlo lo mejor que sepas y puedas. Y hecho ésto, quédate alegre y feliz; 
cualquiera que sea el resultado.
Y no olvidar las cosas pequeñas. El océano está hecho de gotas de agua, y el desierto con granos de arena. 
Decía San Jerónimo: «En lo pequeño se muestra la grandeza de alma». 
Podemos dar mucha alegría con pequeños detalles. En saber descubrirlos está la verdadera sabiduría.
Para hacer siempre todo bien podríamos pensar que hoy es el último día de nuestra vida. Y mañana cuando despertemos daremos gracias a Dios por tener un día mas. 
Podríamos terminar con el verso de Sta. Teresa:
Nada te turbe. 
Nada te espante.
Todo se pasa.
Dios no se muda.
La paciencia todo lo alcanza.
Quien a Dios tiene,
nada le falta.
Sólo Dios basta.


lördag 7 mars 2015

Porque te Amo ? Lo que eres : Mensaje para TI MUJER









Feliz día de la Mujer amada Amiga, Hermana, Madre, Hija, Esposa. 
Eres Valiosa para Dios.

Ser mujer actualmente no es nada fácil:presenta innumerables retos. 
Aunque en realidad nuestra condición femenina siempre ha sido un asunto complicado, nada indica que la tarea se nos esté simplificando hoy en día.
Las mujeres representan un porcentaje más alto de la mano de obra y generan más ingresos para su familia que en otros tiempos. 
También son más las mujeres que asumen puestos dirigentes en el ámbito político y profesional. 
Al mismo tiempo, se espera de la mujer que siga cumpliendo con su rol tradicional en el seno de la familia y de la comunidad, el cual también se ha hecho más exigente en estos tiempos cambiantes. 
Cada vez son más las que asumen la obligación de criar a sus hijos por sí solas. En términos generales, se espera mucho más de la mujer actual que hace apenas una generación. 
¿Cómo se las ingenia una para hacer frente a todo eso? ¿A quién podemos acudir? ¿Quién nos comprende de verdad?
Hay alguien que siempre nos comprende, que está dispuesto en todo momento a ayudarnos y que es capaz de hacerlo: Jesús. 
Él no está distante en el Cielo; permanece siempre a nuestro lado. Desea ser nuestro consejero, confidente y amigo más íntimo. 
Anhela prestarnos oído y ofrecernos consuelo cuando nos sobrevengan las lágrimas. Es más, ansía que superemos todos los retos que se nos presenten infundiéndonos fuerzas por medio de Su amor. 
Además quiere que cuando hablemos con Él y lo escuchemos, obtengamos soluciones prácticas y concretas a los conflictos y situaciones de apuro que enfrentamos.

Jesús, Él desea abrir una línea directa contigo a fin de comunicarte la respuesta específica y perfecta para cada inquietud o problema a los que te enfrentes. 
Tú también puedes escuchar a Jesús de modo íntimo y personal. 
Él le habla a cualquiera que crea en Él, que le pida sinceramente que lo haga y que luego acepte por fe que lo que escucha en su corazón proviene efectivamente de Él.
Si le abres el corazón a Jesús y recibes Sus palabras de amor y vida, te sentirás más feliz que nunca y estarás mejor preparada para superar todos los escollos que se te presenten.
El profundo amor que siento por ti

¿Por qué te amo?

Te quiero mucho, dulce amor mío. 
Te amé ayer, te amo hoy y te amaré siempre.
¿Cómo te amo? Te amo incondicionalmente, total y eternamente. 
Te amo como ama un padre a su hija. 
Te quiero como quiere un hombre a su esposa, con ternura y con pasión. Te amo a la perfección.
¿Por qué te amo? Porque eres Mía. Porque tú me amas. 
Porque eres hermosa a Mis ojos. Porque eres parte de Mí.
¿Cuándo te amo? Cuando estás en éxtasis y cuando estás sumida en la desesperación. Cuando tienes éxito y cuando sientes que has fracasado. 
Cuando obras con acierto y aun cuando cometes errores. 
Te amo cuando te asalta el impulso de darte por vencida y cuando sigues adelante.
¿Hasta cuándo te amaré? ¡Siempre, eternamente!
De Jesús con Amor



fredag 6 mars 2015

La vida es como el curso de un rio









Hermoso es saber que la vida de uno esta en las manos del Creador, gracias mi hermoso Señor por todo lo que haces en mi y familia, porque cuidas de nosotros y sobre todo cuidas de mis hijos.  
Vivimos bajo tu cobertura Señor


Es frecuente que poetas y filósofos comparen la vida con el curso de un río.
Este se ensancha en unos lugares y se estrecha en otros. Recorre tranquilamente plácidos valles y llanuras. 
Los trechos de calma se intercalan con rápidos turbulentos y espumosos que terminan en lagunas cristalinas. 
Sus aguas fluyen incesantes hasta diluirse en el ancho mar.
Al igual que un río, una vida hermosa es aquella que en cada una de sus etapas --sean éstas serenas o torrentosas-- se encomienda en manos de Dios y fluye a tenor de Su voluntad. Pero ¿qué suele ser lo que atrae más a los turistas, fotógrafos, artistas y demás? 
¿Qué despierta más admiración? ¿Los meandros que traza el río serenamente a través del llano? No. Es la majestuosa catarata, en la que el río se deja caer de lleno en un profundo abismo rocoso. Si se observa detenidamente, en medio de la nube que se forma se alcanza a descubrir un arco iris.

Todos disfrutamos de la placidez de los valles y las llanuras, y a veces desearíamos poder quedarnos en lugares así para siempre. 
Pero la vida continúa. Dios sabe lo que hay tras el siguiente recodo, y Él nos guía a través de los estrechos desfiladeros, los torrentes espumosos, e incluso esas cataratas que por momentos parecen detenerle a uno el pulso. Si tu mano está firmemente asida de la Suya, no solo podrás superar los problemas y peligros de la vida, sino que esos retos hasta te resultarán emocionantes.

Cuando se nos agotan los recursos
y damos por hecho que el canto ha terminado,
cuando parece que el día declina
y se ciernen las tinieblas de la noche…
¿a quién acudiremos para hallar fuerzas,
para seguir nuestro valiente empeño?
¿Donde estará esa mano capaz de secar
las lágrimas que vierte el alma?

Un único consuelo queda, y está en Dios.
Despojándonos de todo orgullo y mascarada
nos desahogamos sin reservas ante Él,
y con Su apoyo recobramos fuerzas.
Parados en la encrucijada de la vida
observamos lo que parece el ocaso.
Pero mucho más amplios horizontes tiene Dios:
Él nos dice que es apenas un recodo,

que el camino continúa y se hace más llano,
que el silencio en el canto es una pausa,
y que la parte sin terminar, sin interpretar,
es la más dulce, la más rica en cualidades.
Reposa, pues, relájate y cobra fuerzas.
Deja obrar a Dios, déjale tu carga.
Tu tarea aún no ha concluido:
se trata apenas de un recodo del camino.

Helen Steiner Rice